7 cosas que desconocías del cerdo ibérico

91 633 27 68
7 cosas que desconocías del cerdo ibérico

Pocas cosas hay que nos gusten tanto a los españoles como salir a comer por ahí con los amigos o la familia. Llega el fin de semana, tomamos nuestro merecido descanso y buscamos sitio donde comer en Boadilla del Monte.

Unas raciones, un buen jamón o un menú, cualquier cosa nos vale, si es de calidad y la acompañamos de un buen vino o una cerveza bien fresquita. Claro que, si hablamos de jamón o cualquier otra clase de embutido, mejor si es ibérico. Entonces sí, nos preparamos y elegimos donde comer en Boadilla del Monte.

Y, hablando de embutido, hoy vamos a repasar 7 curiosidades que no sabías del cerdo ibérico.

1- Alimentación. El animal debe estar bien alimentado, y, para eso, hemos de saber que es capaz de comer hasta 10 kilos de bellotas, hierba u hongos, y beber más de 50 litros de agua al día.

2- Procedencia. El cerdo ibérico surgió del cruce de cerdos, traídos por los fenicios a la península, con jabalíes autóctonos.

3- Peso. Lo normal, entre los cerdos ibéricos, es que lleguen a pesar hasta 160 kilos.

4- Diferencias. La diferencia fundamental entre el cerdo ibérico y el blanco, radica en su código genético, permitiendo que el ibérico posea esas filtraciones de grasa que le convierten en exclusivo.

5- Olfato. Su sentido más potente es el olfato, facilitándole así la localización de trufas y otros alimentos.

6- Diferencias. Si tienes un jamón en casa, y quieres comprobarlo, es muy sencillo: el cerdo ibérico es de tobillo delgado.

7- Libertad. Los cerdos ibéricos criados en la dehesa se mueven con total libertad, para que puedan buscar alimento a su antojo. Pueden llegar a caminar hasta 15 kilómetros diarios.

Te esperamos en Mesón Jamonero Canete, donde pondremos a tu disposición la más extensa carta de ibéricos, platos de cuchara, excelentes carnes de Ávila y mucho más.

haz clic para copiar mailmail copiado