¿Cómo eran los mesones antiguos?

91 633 27 68
¿Cómo eran los mesones antiguos?

Encontrar un lugar donde comer en Boadilla del Monte es una pregunta que se realizan quienes visitan la ciudad. Los mesones son uno de los tipos de establecimientos más antiguos y con más personalidad que aún perduran. Durante siglos, ofrecieron los mejores alimentos de la época a viajeros de todas partes del mundo. En esta entrada, descubrirás cómo eran hace unas centurias.

Los mesones eran establecimientos en los que los viajeros se alojaban. Eran de una categoría inferior que las fondas, pero seguían ofreciendo un techo donde dormir. Solían ser de propiedad eclesiástica, señorial o particular. Curiosamente, las leyes de los concejos solían prohibir la venta de alimentos en estos establecimientos. Si vivieras en esta época, deberías llevar tú mismo la comida para consumirla en el mesón. No obstante, los precios por el alojamiento no solían ser caros.

Buscar un sitio donde comer en Boadilla del Monte no es tan fácil como parece, ya que existe una amplia cantidad de opciones. Por suerte para ti, los mesones en el siglo XVII acabaron por ofrecer comidas de todo tipo a quienes cobijaban. Este fue el siglo en el que estos establecimientos empezaron a ganar popularidad. Ofrecían empanadas de carne y pescado, torreznos de cerdo en una rebanada de pan, gallinas en pepitoria o aceitunas guisadas y aliñadas.

Madrid llegó a contar con 250 mesones en el siglo XVII, los cuales causaban auténtico furor entre los escasos 18 000 habitantes que la ciudad poseía en aquel momento. Por suerte, estos establecimientos fueron ganando cada vez más popularidad y todavía hoy perviven manteniendo un aire único, casi un sinónimo de la buena comida.

Como has podido ver, los mesones han ido cambiando a lo largo de los siglos. Desde Mesón Jamonero Canete te invitamos a visitarnos y a probar las elaboraciones que tenemos para ti. El sabor no te defraudará.

haz clic para copiar mailmail copiado